EL EQUIPO

El equipo de Yoga Shala se caracteriza por su atención personalizada y amable, formación, recorrido y profesionalidad.

Itziar Almandoz, profesora de yoga vinyasa en Donostia

ITZIAR ALMANDOZ

Directora de Yoga Shala

"He sido siempre un buscador y lo sigo siendo, pero he dejado de preguntar a los libros y a las estrellas para comenzar a escuchar las enseñanzas de mi alma" Rumi

Desde jovencita he buscado respuestas. Más cuando falleció mi madre cuando yo tenía 18 años. Fue entonces (año 2000) cuando asistí a mi primera clase de Yoga y comencé también mi trabajo de crecimiento personal. Mi vida comenzó a dar un radical y positivo giro. La dirección del foco de mi atención comenzó a cambiar de fuera hacia adentro. Y todos los estilos de yoga que he practicado aquí y en el extranjero (Hatha, Ashtanga, Vinyasa e Iyengar principalmente) me han acompañando en esa dirección. He ido descubriendo que cuanto más te miras, cuanto más te conectas a ti mismo, menos te aíslas del mundo y de la vida, más humano te haces. Y es esto lo que trato de compartir en mis clases y para lo que he creado Yoga Shala: pensar menos y sentir más. Algo que creo que hace mucha falta en este mundo.

En clase trato de que, de forma diligente y divertida a la vez, estemos presentes, respirando, ampliando nuestra capacidad de sentir y que poco a poco nuestra mente, tan estimulada, se vaya calmando, el cuerpo vigorizando y nuestro corazón expandiendo. Son clases dinámicas, inspiradoras, física y mentalmente desafiantes y relajantes a la vez y adaptadas a diferentes necesidades.

¡Nos vemos en la esterilla!

"Podrás recorrer el mundo, pero tendrás que volver a ti" Krishnamurti

Pilar García, profesora de yoga vinyasa en Donostia

PILAR GARCÍA

Hay personas que desde muy jóvenes tienen claro lo que quieren ser, a qué se quieren dedicar y el camino que desean tomar en la vida. No ha sido mi caso. Estudié una carrera, pero siempre he sentido la necesidad de buscar algo más que un trabajo. Hace 15 años entré en contacto con el yoga. Poco a poco, lo que empezó siendo una manera de mantenerme en forma, se fue convirtiendo en una forma de vida, en una filosofía que he ido implantando en mi día a día. Esto me llevó a formarme como profesora.

El yoga lo entiendo como una forma de encontrar la armonía en mi interior, de encontrar mi centro, y poder trasladar esa armonía a mis relaciones con el mundo.

Soy consciente de que el camino no ha hecho más que comenzar y me apasiona el hecho de aprender cada día algo nuevo. En mis clases intento transmitir la esencia del yoga a través del cuidado del cuerpo y la mente durante la práctica. Cada clase es un reto, una escucha atenta a lo que mis alumnos y alumnas me dicen, con o sin palabras, y cada día me recuerdo a mí misma que el ego nos empequeñece, por eso ellos y ellas seguirán siendo el componente más importante de mis clases.

Namasté

Ana Lujambio, profesora de yoga vinyasa en Donostia

ANA LUJAMBIO

La primera vez que oí hablar sobre el Yoga recuerdo que el concepto no me quedó nada claro, pero también recuerdo que fue algo que me llamó muchísimo la atención y se quedó guardado en mi mente como algo pendiente. Fue en el 2012 cuando me decidí, por fin, a probar y, hoy en día, se ha convertido en una de mis pasiones. Comencé practicando un yoga suave, poco postural y muy meditativo que me llevó a descubrir todo un mundo dentro de mí. Sin embargo, mi carácter inquieto y mi "juventud" me llevaron a buscar un yoga diferente. Tras varias intentonas y pruebas en diferentes escuelas, fue mi profesora de canto (otra de mis pasiones, la música) la que me habló de Itziar y que podía ser lo que buscaba. Y así es como conocí a mi mentora y amiga, quien me descubrió un estilo de yoga más dinámico, más potente, más físico, más fluido, pero no menos meditativo.

Desde que practico yoga, me he dado cuenta de que soy capaz de más de lo que creía, tanto a nivel mental como físico. Me ayuda a observar con mayor perspectiva, a poner mayor intención en mis objetivos, a ser más paciente y a ser mejor persona conmigo misma y con los demás. Es por eso que, en 2016, decidí que además de practicarlo, me gustaría también transmitirlo. Para ello comencé a formarme como profesora e Itziar me dio la oportunidad de comenzar mi andadura en Yoga Shala Donostia, donde me siento como en casa. Para mí, es un placer poder compartir contigo lo que el yoga me aporta día a día y acompañarte en el camino.

Antonio Mª Labaien 14 - 1º E (Morlans) -
Donostia-San Sebastián
© Yoga Shala Donostia - aviso legal
Se informa al usuario de que este sitio web utiliza Cookies para recopilar información sobre el análisis de sus hábitos de navegación (Google Analytics). Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas.
ACEPTAR CONFIGURAR